Parque Nacional del Teide

teide_01

Vacaciones en Tenerife: descubriendo el Parque Nacional del Teide

La montaña sagrada de los primeros pobladores de la isla. El mar de nubes y una de las muestras de vulcanismo más impresionantes del mundo. El pico más alto de España y el parque más extenso del archipiélago de las Canarias. Paisajes espectaculares. Lo que cada año atrae a más de 3 millones de visitantes: el Parque Nacional del Teide, 19.000 hectáreas en el centro de la isla, que comprenden una gran caldera (una depresión de 17 kilómetros de diámetros) sobre la que se asienta el Teide, con sus 3717 metros de altura.

Centros de Visitantes

Los centros de visitantes son siempre el mejor punto de partida para una visita a un área natural. El Parque Nacional del Teide cuenta con dos centros de visitantes que permanecen abiertos todo el año, excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero. El Centro de El Portillo se encuentra en el acceso norte al Parque, mientras que el Centro de Visitantes de Cañada Blanca está ubicado en el acceso sur, cerca del Parador de Turismo Cañadas del Teide y de los Roques de García. Muy interesante es el enfoque del centro de Cañada Blanca, que analiza la interacción entre el hombre y el ambiente de las Cañadas, a través de la evolución de los modos de vida en esta zona de la isla.

Tipos de visitas

Hay diferentes tipos de visitas. Es posible participar en visitas guiadas, eligiendo entre diferentes rutas: quien esté interesado puede informarse en la oficina del Parque en Santa Cruz de Tenerife. Otra opción son las rutas audioguiadas, cuatro diferentes recorridos de diversos grados de dificultad. La ruta “Siete Cañadas”, que tiene una longitud de 16 kilómetros (duración 4 horas y media) y grado de dificultad bajo, comienza en el Centro de Visitantes de El Portillo y termina en el Centro de Visitantes de Cañadas Blanca. Esta ruta hace parte del Camino de Chasna, una antigua vía de comunicación que unía el Norte (el Valle de la Orotava) con el Sur de Tenerife (la Comarca de Chasna). A lo largo del camino, se puede observar la pared del Circo de Las Cañadas, un espectacular corte en el terreno, y también, muchas veces, el famoso “mar de nubes” originado por los vientos alisios.

Se caracteriza por tener un grado de dificultad alto la ruta de la Subida al Teide, que comprende los senderos número 7 y 10 y tiene una longitud de 8 kilómetros. Comienza en el P.K. 40,2 de la carretera TF-21 (donde se encuentra una pista de tierra que sube a Montaña Blanca) y lleva hasta la cima del Teide, recorriendo el Sendero de Lomo Teso y el sendero Telesforo Bravo. Es posible pernoctar en el Refugio de Altavista, que se encuentra ubicado a 3260 metros de altitud: observar las estrellas y contemplar el amanecer serán experiencias inolvidables. Es importante recordar que para acceder al sendero Telesforo Bravo (acceso al cono terminal), es necesario solicitar un permiso especial.

Como llegar

Es posible llegar al Parque del Teide utilizando la red del transporte público: hay dos líneas que llegan al parque – la 348, que lleva de Puerto de la Cruz al Parador de Turismo Cañadas del Teide, y la 342, que va de Playa de las Américas al Portillo Bajo. Sin embargo, lo ideal para quien visita Tenerife es alquilar un coche, que permite explorar la isla y descubrir sus paisajes organizando los desplazamientos de forma autónoma. En cuanto al alojamiento, el alquiler de un apartamento es una de las mejores opciones, sobre todo por su excelente relación calidad precio, que se puede comprobar en sitios web como HouseTrip, uno de los portales más populares del momento.

Escrito por Carmen Franzosi

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *